Hola soy un mensaje subliminal

viernes, 29 de noviembre de 2013

¿Por qué?

 Como siempre, en los peores momentos recurriendo a este tipo de "descargue". Cabe destacar que me siento mal [emocionalmente].
 En estos últimos días (como siempre), me encontraba analizando, quizá llorando. Pensaba en algunos aspectos importantes de mi vida y realmente miento cuando digo "Sí, todo bien ☺". Analizar me hace mal. Muy mal.
 Cuando hablo de aspectos, me refiero a por ejemplo, temas tales como el amor, vida social, autoestima, personalidad, etcétera.
 En el amor siento que nunca me llega nada, que hay personas que tienen parejas sin gustarse/enamorarse. Que todos tienen historias de amor, ex-es, novias/os, etcétera, y yo siempre como el solterón con 7 gatos (?). Bue, no tan así, pero siempre soy el menos experimentado, el que menos sabe, el que más sólo está y esto como que afecta también otros aspectos.[ Aunque me gustaría decir que hay un alguien que me está interesando mucho, pero tengo miedo de estar ilusionándome mucho con ello.]
 En mi vida social, tengo amigos y muy buenos amigos, pero mi mejor mejor amiga, está lejos y aveces se me enoja porque no soy de chatear por lo que sin ella, nuestras conversaciones serían escasas. La extraño demasiado, necesito tantos consejos que posiblemente ella me ayudaría. Necesito a ella para que me saque del salón para no ser más ermitaño de lo que ya soy naturalmente. Extraño reírme con ella. Extraño compartir chimentos, rumores, etcétera. Extrañarla demasiado. Lo peor es que si miro detalladamente a mi alrededor, no tengo ningún mejor amigo/a, sólo a mis muy buenos amigos. Además todos siempre me preguntan por mis salidas con mis amigos, que ellos siempre salían a mi edad, bla bla bla; pero el problema está en que mi grupo no es de salir mucho, salvo a convenciones de animes y otakus, y ya asistí a dos eventos de esos y me disgustaron mucho. Entonces eso son relativamente muchas menos salidas. Y aunque la pase de maravilla con mi grupo de buenos amigos, aveces siento que necesito algo más en cuanto a amistades. Me falta sentirme uno más del grupo, ese grupo que comparten todo: gustos, pensamientos, salidas, etcétera.
 Sobre mi autoestima, como en una entrada anterior dije, es como una montaña rusa emocional. Descubrí de mí mismo que mi autoestima depende de muchos factores: pelo, ropa, el afecto que siento, cuán molesto siento que soy, fracasos, éxitos, suerte, etcétera. Y en especial los fracasos y los éxitos, porque cuando tengo muchos fracasos, me olvido de todo lo demás que hice bien (que generalmente son pocas), y es sucedido por un mar de lágrimas. Y esto me hace acordar al libro de Peter Pan, especialmente en Campanita, porque en éste explica por una determinada situación, que las hadas al ser tan pequeñas de tamaño solo pueden tener una emoción por vez, osea, o están solamente tristes, o solo enojadas, o solo felices, o solo bondadosas, etcétera (no sé si se entendió con los ejemplos, pero kcyo); y lo que esto me hace me hace acordar en relación a mi autoestima, es porque cuando estoy triste sólo pienso en las cosas que hago mal, en comentarios que me suelen ofender ,fácilmente según algunos. Y es ahí cuando vuelvo a analizar todo, me estremezco, me pongo mucho peor y me largo a llorar desconsoladamente, pero ojo, "a escondidas", y lo más silencioso posible. Y esto también me trae problemas porque por una parte mi ser no quiere que los demás se pongan mal también por mi culpa, pero también me pone mal sentir que la gente sea algo crédula y me crea cuando digo que no me pasa nada, que estoy cansado, o que no estuve llorando sino que estuve bostezando, y etcéteras de excusas más. Por otra parte, sobre mí también tengo la teoría de que dentro mío tengo como dos yo: uno es el Germi malo lado triste, frustrado, "sensible",débil, enojado, mal-humorado el que ve todo lo que hago mal, como esa voz que te recuerda todo lo que haces mal y lo basura que sos constantemente; y por otro lado el Germi bueno que es el que le ve el lado positivo a la vida, el que está de buen humor, el que intenta reír y hacer reír lo más posible, el que es seguro, que se ve bien a sí mismo. Y depende de cuántos éxitos o fracasos vayan sucediendo, depende qué Germi "saldría". Igual de todos modos también se me hace exhaustivo tener voces terceras diciéndote, señalándote y hasta haciendo gestos de decepción. Y este es OTRO problema, la decepción que siento que le doy a los demás. Siento que cada cosa que hago tengo que hacerlas bien para no decepcionar a los demás, para satisfacerlos, para seguir la línea de como ellos creen que soy. Y justamente perfecto, OBVIAMENTE, no soy.
 Después en relación mi personalidad, que también recae en mi autoestima, es algo que medianamente estoy odiando. Estoy odiando mis reacciones, mis formas de ser, mis gustos, osea, mi personalidad. Y esto en parte es culpa de estos terceros que nunca están satisfechos con cómo es cada uno. De todos modos reconozco que supongo que no todas mis reacciones y formas de actuar que tengo sean correctas y mucho menos perfectas, sólo que yo creía fielmente en la frase en la que todos repiten:
"se tu mismo",
pero resulta que cuando uno es uno mismo, también está mal y ahí es cuando uno ya no sabe de qué manera actuar. Una vez lo usé como para protegerme y me dijeron que 'no se aplica en todas las situaciones' En mi caso, estremecerme, sentirme culpable y una basura y llorar. También es por eso que recurro a este diario de descargue virtual.  En cuanto a mis gustos, esto me provoca problemas que afectan dichos aspectos importantes de mi vida, principalmente mi vida social y capaz que en el amor también. Creo tener siempre la onda de ser la contra-corriente de todo lo "típico" y "normal", por ejemplo: mi odio al fútbol, mi amor por la moda, mi amor por la música que yo escucho (en la que no se incluyen música nacional porque no son del tipo de música que yo disfruto escuchar y esto "es grave" según algunos), mi bisexualidad dudosa, mis "actitudes de mina" como seguramente muchos pensarán, etcétera, etcétera, etcétera. 

 También pensando me dí cuenta que estamos obligados a analizarlo todo. Estamos programados para analizar cada detalle, como si nuestro cerebro tuviera como una función casi principal de analización. Estoy cansado de esto, y me encantaría poder tener un botón para dejar de hacerlo y ser feliz sin analizar nada, sólo vivir sin pensar en mi pasado, en mis buenas o malísimas acciones, etcétera.
 Cansado de recordar que más me pasa en esta realista vida, me despido.

"☺"

No hay comentarios :